2015-08-05 10.37.23

SMLM o noso tándem (nuestro tándem)

Esta semana celebrase a nivel mundial a Semana Mundial da Lactancia Materna (SMLM). Asique toca teta!!! Eu non son asesora de lactancia asique falarei dende a miña experiencia.

Levo case catro anos de lactancia, 27 meses que tomou teta Suevia, e Artai leva 22. E fixemos tándem durante 5 meses. A nosa experiencia foi moi bonita, unha experiencia increible e maravillosa, que ainda agora cando o recordo algo me percorre por dentro. Pero foi moi dificil para min tamen.

Suevia sempre foi unha nena que comeu xenial e de todo. E dende moi pequena cando tomabamos cafe había que porlle a ela outra taza para o seu “cafe” asique dende os 12 meses foi tomando leite de vaca e teta. Segun avanzou o embarazo foi tomando mais leite de vaca e menos teta ainda que nunca deixou o peito. Pero co nacemento do peque chegou o leite de novo e tirouse dous meses sen apenas comer, e ainda que estaba todo o dia na teta para min foi mais “doado” a produccion estaba perfectamente establecida. De feito ela mamaba tanto que polo día sacaba as veces a Artai para darlle a ela, e pola noite Artai e eu durmiamos solos para darlle via libre a el e compensar. Con cinco dias o peque xa recuperara o peso do nacemento, cousa que a sua irmá lle costou case 14 días, asique eu estaba tranquila e sabía que iamos ben.

Pero cando a situacion comezou a “normalizarse” e Suevia volveu comer de todo, cambiou as pautas igual estaba un dia mamando moito e dous que a penas mamaba. E o peque non era capaz de xestionar ese exceso de leite. O final dende Reis ata finais de febreiro tiven 5 mastitis, cada unha mais forte que a anterior. Pedíramos un análisis de leite no hospital de Santiago pero o resultado non nos servía por que non estaba ben feito. Xusto cando me estaba planteando mandar o leite a Madrid para analizar chegou a miña ultima mastitis. Foi a mais forte en tres horas pasei de estar perfecta a estar temblando da febre. Nun mes volvía a traballar e tiña dous bebes na casa (27 e 5 meses) e non me veía con forzas de seguir. Nese momento ata pensei en destetar os dous. Pero optei por destetar a Suevia. Este destete ainda non mo perdoei, e me sigue doendo. Sí tomou teta 27 meses, e a lactancia ten que seguir mentres a mamá e o bebe estén a gusto, e obviamente eu non o estaba. Pero sinto que lle “roubei” algo, o mais duró será cando Artai supere eses 27 meses de lactancia. Agora Artai ten o tempo que tiña Suevia cando se convertiu en irma maior, e uff  foi duro, porque son mais consciente do pequena que era ela. Non me arrepinto porque teñen unha relación preciosa. Pero era unha bebe. Así que medo me da cando superemos eses 27 meses de lactancia.

2015-08-05 10.55.38

Pero agora que xa contei a parte “fea” hai unha parte que me encanta, que mereceu a pena, e é que por cada momento duro hubo mil xeniais, caricias entre irmáns, se coñeceron no peito, e os primeiros meses se regalaron miradas e aloumiños.

Durante o embarazo moita xente me dixo que non me recomendaban chegar o tándem, que era moi duro, e si que foi duro, moi duro, pero repetiría mil veces porque foi algo único, axudounos a cada un a atopar o noso novo sitio, e a coñecernos.

Eu hoxe ia falar da miña experiencia coa lactancia, e o final so vos falei do noso brevisimo tándem, e non era a intención, pero as palabras sairon soas, supoño que é algo que necesitaba soltar para ir perdoandome.

Feliz semana da Lactancia materna!!! Disfrutade das vosas lactancias!!!


 

Esta semana se celebra a nivel mundial la Semana Mundial de la Lactancia Materna (SMLM). Asique toca teta!!! Yo no soy asesora de lactancia así que hablaré desde mi experiencia.

Llevo casi cuatro anos de lactancia, 27 meses que tomo teta Suevia, y Artai lleva 22. Hicimos tándem durante 5 meses. Nuestra experiencia fue muy bonita, una experiencia increíble y maravillosa, que aún ahora cuando lo recuerdo algo me recorre por dentro. Pero al mismo tiempo fue muy difícil para mi.

Suevia siempre fue una niña que comió genial y de todo. Y desde muy pequeña cuando tomábamos café había que ponerle a ella otra taza para su “cafe” así que desde los 12 meses fue tomando leche de vaca y teta. Según avanzo el embarazo fue tomando mas leche de vaca y menos teta, aunque nunca dejó el pecho. Pero con el nacimiento del peque llego la leche de nuevo y se tiró dos meses sin apenas comer, e aun que estaba todo el día en la teta para mi fue mas “fácil” la producción estaba perfectamente establecida. De hecho ella mamaba tanto que por el día a veces sacaba a Artai para darle a ella, y por la noche Artai y yo dormíamos solos para darle vía libre a él y compensar. Con cinco días el peque ya recuperara el peso del nacimiento, cosa que a su hermana le costo casi 14 días, así que yo estaba tranquila y sabía que íbamos bien.

Pero cuando la situación empezó a “normalizarse” y Suevia volvió a comer de todo, cambio las pautas, igual estaba un día mamando mucho y dos que a penas mamaba. Y el peque no era capaz de gestionar ese exceso de leche. Al final desde Reyes asta finales de febrero tuve 5 mastitis, cada una mas fuerte que la anterior. Pidiéramos un análisis de leche en el hospital de Santiago pero el resultado no nos servía por que no estaba bien hecho. Justo cuando me estaba planteando mandar la leche a Madrid para analizar llegó mi ultima mastitis. Fue la más fuerte en tres horas pase de estar perfecta a estar temblando de la fiebre. En un mes volvía a trabajar y tenía dos bebes en casa (27 e 5 meses) y no me veía con fuerzas de seguir. En ese momento asta pensé en destetar a los dos. Pero opte por destetar a Suevia. Este destete aun no me lo he perdonado, y me sigue doliendo. Sí tomo teta 27 meses, y la lactancia tiene que seguir mientras mamá y bebe estén a gusto y obviamente yo no lo estaba. Pero siento que le “he robado” algo, lo mas duró será cuando Artai supere eses 27 meses de lactancia.

Ahora Artai tiene el tiempo que tenía Suevia cando se convirtió en hermana mayor, y uff  fue duro, porque soy mas consciente de lo pequeña que era ella. No me arrepiento porque tienen una relación preciosa. Pero era una bebe. Así que miedo me da cuando superemos eses 27 meses de lactancia.

Pero ahora que ya os he contado la parte “fea” hay una parte que me encanta, que ha merecido la pena, y es que por cada momento duro hubo mil geniales, caricias entre hermanos, se conocieron en el pecho, y los primeros meses se regalaron miradas e caricias.

2015-08-05 10.37.23

Durante el embarazo mucha gente me dijo que no me recomendaban llegar al tándem, que era muy duro, y si que fue duro, muy duro, pero repetiría mil veces porque fue algo único, nos ayudó a cada uno a encontrar nuestro nuevo sitio, y a conocernos.

Yo hoy iba a hablar de mi experiencia con la lactancia, y al final solo os he hablado de nuestro brevísimo tándem, y no era la intención, pero las palabras han salido solas, supongo que es algo que necesitaba soltar para ir perdonándome.

Feliz semana de la Lactancia materna!!! Disfrutad de  vuestras lactancias!!!

Deixa unha resposta

O teu enderezo electrónico non se publicará Os campos obrigatorios están marcados con *

Podes utilizar estas etiquetas e atributos HTML : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>